habitacion-hotel.jpg

Una buena parte de los turistas que se alojan en hoteles se suelen llevar un recuerdo a modo de toalla de baño o de cubierto del restaurante, sobre todo porque muchos piensan que todo está incluido en la estancia y es ciertamente es un problema para muchas cadenas hoteleras, que pierden mucho dinero por estos robos. Ahora en Nigeria pueden condenar a una persona que se hospedaba en un popular hotel de la ciudad de Abuja y que fue “cazado” antes de salir del hotel.

El castigo por llevarse unas toallas del baño puede ser muy importante, especialmente porque puede pasar por tres meses de cárcel o bien pagar una multa bastante alta. La mujer en cuestión se había intentado llevar dos toallas de la habitación del hotel en la que se había hospedado y desafortunadamente para ella se dieron cuenta de este intento de robo por parte de la mujer. Lo mejor que se puede hacer es no llevarse nada que no es nuestro y mejor dejar todo en su sitio, sin caer en la tentación de llevarnos las suaves toallas del hotel.

Está claro que llevarse una toalla de un hotel es robar, porque no es lago que sea propiedad del turista, sino que es algo que pertenece al hotel y por lo tanto se debe castigar, pero tres meses de cárcel es un castigo excesivo, por lo que se podría quedar en una fuerte multa. Seguro que a esta mujer no se le ocurrirá llevarse nada que sea del hotel y mucho menos algo tan grande como una toalla, que siempre se pueden dar cuenta de su robo.

Foto|Flickr