abuja-nigeria.jpg

La situación en Nigeria no es precisamente la mejor, debido a que una serie de ataques de una secta islamista están preocupando notablemente a las autoridades del país, tanto que desde el gobierno lo que se ha hecho es cerrar prácticamente la mitad de la frontera con Camerún para evitar que estos ataques de la secta puedan traspasar la frontera y puedan llegar hasta Camerún.

Recordemos que estos ataques islamistas tienen como objetivo a los cristianos y es sin duda uno de los mayores temores para las autoridades en el norte de Nigeria, una zona en la que esta secta tiene un gran poder y los cristianos están lógicamente en peligro constante ante nuevos ataques. Boko Haram es una secta islamista que sin duda amplía cada vez más el número de víctimas y hasta el momento unas 3.000 personas han muerto a causa de sus atentados, siendo siempre su objetivo todos los iconos del Cristianismo y las personas que procesan esta religión.


Ahora Nigeria quiere mantener la máxima seguridad posible y por ello cierra parcialmente su frontera con Camerún para que la secta no pueda invadir el país vecino y pueda atacar de nuevo en otro lugar. Sin duda evitar nuevos ataques es un objetivo complicado pero que el gobierno quiere llevar a cabo, ya que los cristianos de Nigeria viven con temor ante estos nuevos ataques contra ellos, que es lo que está sucediendo en estos últimos tiempos de forma notable.

Vía | Ecodiario
Foto | Wikimedia