amputaciones.jpg

El tribunal Islámico acaba de prohibir a los grupos de derechos humanos debatir en las redes sociales acerca de la amputaciones como castigo, un castigo de la época de las cavernas y que aún se sigue produciendo en la actualidad. Un nigeriano sufría hace un tiempo una amputación por robar una simple vaca para alimentarse, un delito que le costó la amputación de unos de sus miembros, algo horrible y que nos da una idea de esta religión, donde el debate no existe.

Estos grupos de derechos humanos no pueden debatir este tipo de cosas en las redes sociales, ya que lo que la ley islámica quiere es que nadie discuta nada, sino que simplemente se castiga cortando los miembros a las personas que comenten estos delitos. Este tipo de castigos no son propio de la especie humana, sino de simples animales, sobre todo porque nadie se merece recibir tales castigos, sino que hay muchas otras formas de castigar a una persona que ha hecho algo malo.

Además de ser un castigo muy cruel y fuera de toda lógica, es absurdo prohibir un debate, porque saben que lo tienen perdido, ya que es una barbaridad cortar una mano o una pierna a alguien que robe, ya que hay muchas otras formas efectivas de castigar a una persona. El respeto por la vida y por la integridad, es algo que no tienen en cuenta desde este Tribunal Islámico, que tiene una visión muy poco acertada de la realidad y de los derechos de las personas.

Foto|BBC